ocho

Por laura boyer - 17 de Junio, 2007, 1:21, Categoría: General

El caso es que ella si no llegaba a odiar el don de la sensualidad, desde luego lo despreciaba, y en modo alguno estaba dispuesta a que regentara su vida.

Así que despreciándo su propio desprecio hacia el romanticismo y la pasión, decidió darse a lo poqito de él que tenía.

Se fue con su admirador en un barco, e intentó hacer el amor todos los días como lo haría una mujer enamorada.Sin embargo, sólo lo disfrutó una de cada cuatro noches que durmió con él.

Más que suficiente. Respetaba tanto a su marido que nunca pudo disfrutar en la cama con él, por miedo a que le perdiera el respeto.

Su amante no se había preocupado en entenderla. La veía como una mujer inaccesible incluso para su marido, y dejo de deserla ardientemente quando ella se mostro sensual. Ella tampoco le quería y estaba deseando acabar con esa aventura tan poco fructuosa. Pero se negaba a confesar su fracaso. Afortunadamente el no era ningún idita in en eso la supo entender.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El Blog

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog